Las variedades plásticas. Adaptadas a diferentes zonas de cultivo del planeta

Las variedades plásticas. Adaptadas a diferentes zonas de cultivo del planeta


Las variedades híbridas son más vigorosas, más productivas y más resistentes (requieren menos tratamientos) que las variedades OP. Dentro de ellas las más versátiles son las variedades plásticas, aquellas cuyas características las hacen aptas a las condiciones de cultivo de distintos países. Un ejemplo es la berenjena Cristal, de Semillas Fitó, que actualmente tiene una gran demanda en regiones de oriente, de países como Irán o Irak.


De hecho, Cristal, variedad muy arraigada en Almería, ha mejorado sus ventas a nivel global por un aumento de su demanda total. Si el año pasado su producción estuvo en 600 kilos de semillas, para este próximo ejercicio se estima una producción superior, en torno a los 700 kilos, un centenar de ellos destinados a los invernaderos almerienses.

“También hay variedades plásticas en pepino tipo holandés que se venden en España y en otras zonas como Grecia”, señala Israel Roca, Head of Sales & Marketing Europa at Semillas Fitó.

En el Centro de Biotecnología de Cabrera de Mar

Germán Anastasio, responsable de mejora de la Estación de I+D de Fitó en la localidad barcelonesa de Cabrera de Mar, explicaba al Portagrano el largo y laborioso proceso que sigue la mejora genética: “Por ejemplo, de un millar de combinaciones anuales de híbridos por especie, al final pasados cinco años, solo se registran cuatro variedades; y transcurrirán unos cuatro años más hasta comprobar si esas cuatro variedades se consolidan para convertirse en comerciales”.

No son combinaciones al azar, sino que las hace el mejorador y los marcadores moleculares, que son instrumentos que determinan parámetros como el color de fruto, las resistencias, el tipo de planta o la consistencia. Los marcadores moleculares son una herramienta de apoyo muy importante que permite conocer de antemano cómo será esa variedad. También logra que sea más eficiente el trabajo de la empresa obtentora. “Incluso en el futuro los marcadores moleculares podrán dar información sobre caracteres más complejos, de modo que se puedan hacer por ejemplo estimaciones sobre productividad, caso del maíz”, señala Germán Anastasio.

Los breeder de Fitó analizan al año los resultados de miles de análisis de los marcadores moleculares. El Portagrano pudo recorrer dicho laboratorio, así como el de cultivos in vitro, perteneciente al departamento de biología celular.

Es una información del vademécum de las semillas. En el Facebook del Portagrano hay más imágenes de la visita realizada recientemente por el vademécum de las semillas hortícolas a las instalaciones de Fitó en Cataluña.

También puedes encontrar en la web del vademécum de las semillas la XV versión del Portagrano, totalmente actualizada con las últimas novedades del mercado:  http://www.portagrano.net/home/ Ya está disponible para descarga la App Portagrano para smartphones y tablets. Además, tenemos perfil en Twitter: @Portagrano ¡Síguenos!



Contacta con nosotros

Para cualquier duda, pregunta o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a cualquiera de nuestras vías de contacto.

Contactar