Fitó presenta Perfect Match, combinación con portainjertos de tomate: Silex, Bandix y Tronix

Fitó presenta Perfect Match, combinación con portainjertos de tomate: Silex, Bandix y Tronix


Semillas Fitó reunía a un grupo selecto de ingenieros agrícolas de Almería hace varias semanas para presentar su gama de portainjertos de tomate. Pude comprobar que se trataba de ingenieros agrícolas también por su indumentaria; un ingeniero agrícola suele ir siempre vestido con ropa limpia normal de calle pero como a estas reuniones acude desde su trabajo, va con calzado de campo, normalmente curtido por los pasos que da entre suelos agrícolas, a veces embarrados, a veces polvorientos y a veces mezclados con restos orgánicos y de plantas.


La presentación de los componentes del equipo de trabajo corrió a cargo de Carlos Fernández, responsable comercial de Semillas Fitó para Andalucía y Canarias. Participaron Salvador Peramo, responsable de desarrollo que ha liderado este grupo de trabajo, Laura Mateo, genetista de portainjertos, Mar García, responsable a nivel global de desarrollo de portainjertos y Alejandro Sánchez, técnico comercial y especialista de tomate en Almería.

Salvador Peramo hizo una introducción hablando de la trayectoria de Semillas Fitó en el mundo de los portainjertos, con un programa que se inició en el año 2008 y ya en 2009 obtuvieron y seleccionaron Silex, una variedad de vigor medio bajo, pero la necesidad de conseguir otras variedades con algo más de vigor les hizo continuar en la investigación y así en 2010 ya tenían algunos cultivares con el vigor y las resistencias que el mercado demandaba. Necesitaban mejorar algunos aspectos como la calidad de la semilla y para todo ello crearon un grupo de trabajo que estableció un protocolo específico para aumentar los requerimientos de calidad de las variedades acompañado de un estudio de viabilidad de las semillas. Todo ello teniendo en cuenta que en cada país o zona climática cada variedad se desarrolla de distinta manera y por tanto antes de empezar a producir semilla hay que localizar aquel lugar donde las condiciones sean más idóneas.

En la estrategia seguida para seleccionar las variedades se tiene en cuenta en primer lugar el vigor y la potencia y capacidad de regeneración del sistema radicular, las resistencias a enfermedades de raíz, que según que países pueden tener exigencias distintas, y la estabilidad ante los Nematodos, con el problema de que la resistencia a estos (gen Mi) disminuye con altas temperaturas, aunque ya se está investigando otro gen que posiblemente solucionará este problema. En semillero debe darse una buena uniformidad en germinación y desarrollo, así como afinidad con la variedad a injertar. Semillas Fitó trabaja con el sistema de certificación calidad GSPP (Good Seed and Plant Practices) lo que garantiza la sanidad de las semillas. De cara al agricultor se tiene en cuenta que trasmita sanidad a la planta, equilibrio generativo, resistencia al estrés abiótico y que permita (en Almería) hacer un ciclo largo.

Los objetivos de Semillas Fitó para los dos próximos años son, aparte de seguir trabajando en la mejora de la calidad de las semillas, aumentar la presión para obtener variedades con nuevas resistencias, evaluar posibles tolerancias que a veces se dan de modo natural y utilizar microorganismos para favorecer la absorción de nutrientes y seguir mejorando el comportamiento en situaciones de estrés. En este caso Semillas Fitó utiliza micorrizas que se incorporan a la semilla cuando se píldora dando a ésta un mayor poder de enraizado después de la germinación. Salvador Peramo concluye resumiendo que Semillas Fitó lleva ya más de 13 años trabajando para la obtención de variedades de portainjertos de tomate con rápida regeneración radicular que desarrollen plantas generativas y de hoja rústica para prevenir también ataques de enfermedades aéreas.

Laura Mateo nos habló primero de los tipos de portainjertos, diferenciando entre intra-específicos, fruto del cruce entre dos parentales de Solanum lycopersicum que son poco habituales porque suelen tener poco vigor y se utilizan más en las zonas asiáticas. Por otro lado están los portainjertos inter-específicos. Estos pueden ser resultado del cruce Solanum lycopersicum X Solanum pimpinellifolium que dan híbridos de vigor medio bajo, o los que resultan del cruce Solanum lycopersicum X Solanum habrochaites, donde encontramos la gran mayoría de portainjertos de tomate que hay en el mercado. Dentro de estos cruces se buscan variedades que tengan vigor medio a medio alto y con alto poder generativo, entre los que se encuentran Silex, Bandix y Tronix, de Semillas Fitó. Aunque Laura Mateo expuso con muchos detalles los principales objetivos de Semillas Fitó con sus portainjertos, para no extenderme demasiado los voy a resumir en conseguir y mantener: resistencias a plagas y enfermedades de suelo, soporte de condiciones de estrés abiótico, consistencia en la calidad del fruto, ciclos de cultivo más largos, mantener o aumentar el tamaño del fruto y aumentar la producción comercial. Todo ello también manteniendo y mejorando  los niveles de compatibilidad de los parentales, que aunque ya superan el 90% de germinación con vigor alto, el objetivo es seguir mejorándolo.

Mar García, responsable de desarrollo de portainjertos de tomate a nivel global además de técnico comercial en la zona de Murcia y responsable de desarrollo de variedades de tomates de colgar, expuso la importancia de diferenciar el modo de desarrollar una variedad de portainjertos ya que en este caso no vemos la parte aérea de lo que estamos valorando. Tenemos que ver los cambios que el patrón evaluado produce en una determinada variedad de tomate. Para ello Semillas Fitó se apoya en parámetros ºBrix objetivos como la producción, el calibre y uniformidad del fruto, la precocidad y los niveles de y en parámetros visuales como el vigor, la cobertura foliar, distancia de entrenudos, facilidad de cuaje y sanidad de la planta. Estos datos se cruzan después para valorar los resultados. Todo este trabajo se tiene que desarrollar en cada uno de los países que Semillas Fitó comercializa sus portainjertos, dado que en cada caso las condiciones de clima y suelo son distintas. Mar García también expuso unos ensayos donde se podía ver que los portainjertos de Semillas Fitó mantienen un nivel muy competitivo, superando a la competencia en algunos de los parámetros expuestos, lo que confirma que tanto Silex como Bandix y Tronix son portainjertos de muy alto nivel.

Alejandro Sánchez, técnico comercial y especialista de tomate en Almería, nos habló de los resultados que Semillas Fitó ha obtenido con el desarrollo de portainjertos de tomate y que se plasma en un catálogo completo que, con su “combinación perfecta”, permite afrontar cualquier adversidad que se presente en un cultivo de tomate. Alejandro nos expuso las características de cada uno de los portainjertos así como ejemplos de combinación de estos con algunas variedades.

Silex es un portainjertos de vigor bajo que, debido a su baja cobertura foliar, transfiere a la planta un porte muy abierto. Está recomendado para variedades de vigor alto o muy alto en ciclos medios tardíos y en condiciones de aguas o suelos no excesivamente salinos. Se consigue así obtener las mejores cualidades de la variedad injertada contrarrestando, en su caso, el exceso de vigor, mejorando los niveles de ºBrix y aportando una alta tolerancia a Nematodos (Ma/Mi/Mj) con su resistencia intermedia (IR), además de alta resistencia (HR) a ToMV/TSWV/Fol:0,1,2/For/Va/Vd. Dos ejemplos de combinaciones perfectas de Silex con variedades muy vigorosas son Palamós y Nippo.

Bandix se recomienda para ciclos medios y largos. Es de vigor medio y muy generativo, aportando baja cobertura foliar y entrenudo corto. En ciclos medios se puede utilizar con aguas y suelos de mayor salinidad, donde se busquen producciones rápidas y concentradas. En ciclos largos se recomienda usar en condiciones menos extremas de salinidad. Favorece la fructificación y la uniformidad sin alterar la entrada en producción respecto a otros portainjertos similares. Mantiene una alta sanidad vegetal así como los calibres y tipología de la variedad injertada. Aporta resistencia intermedia (IR) a Nematodos (Ma/Mi/Mj) y resistencia (HR) a ToMV/Fol:0,1,2/For/Pl/Va/Vd. Ejemplos de combinación perfecta son Albarado, Mulán y Ateneo Eco.

Tronix es un portainjertos de vigor alto que aporta un equilibrio vegetativo/generativo muy significativo, con una cobertura foliar media, manteniendo las características del ramo y del fruto en condiciones desfavorables así como el desarrollo de la planta a la salida del invierno y a lo largo de todo el ciclo, sorprendiendo al final del cultivos por sus buenos resultados. Aporta resistencia intermedia (IR) a Nemátodos (Ma/Mi/Mj) y resistencia (HR) a ToMV/Fol:0,1/For/Pl/Va/Vd. Alejandro nos muestra en este caso la combinación de Tronix con Ateneo, con Esturión y con Albarado.




Contacta con nosotros

Para cualquier duda, pregunta o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a cualquiera de nuestras vías de contacto.

Contactar