Pepinos y tomates en un mercado alemán de Münich. Calidades y precios

Pepinos y tomates en un mercado alemán de Münich. Calidades y precios


La llegada del verano en el centro y norte de Europa supone la aparición de los productores locales, muchas veces unidos a los canales cortos de comercialización y con un período de producción muy bien definido: los meses de calor. Estas dos fotografías corresponden a productos frescos del Estado alemán de Baviera.
 
La primera imagen de un mercado de Münich es del 15 de julio. Se puede observar cómo el pepino medio largo (francés) se vendía a 3,90 euros, procedente de agricultores de esta zona de Alemania. Paradójicamente en esos mismos días esos mismos pepinos en las subastas de la provincia de Almería cotizaban en una horquilla comprendida entre los 0,13 euros/kilo y los 0,20 euros/kilo. Salvo que los productores germanos hubiesen percibido por sus pepinos un precio muy superior al de los españoles, parece evidente que el elevado diferencial de precios entre origen y consumidor se reproduce en distintos países. También en Alemania.

En esta fotografía también se aprecian tomates de Bélgica y de Münich a 3,90 € y pepinos beith alfa a 4,90 €.
 
En la segunda instantánea  (PARA VER LA 2ª FOTO VISITA NUESTRO FACEBOOK https://www.facebook.com/pages/Portagrano/513098405445018?fref=ts) del mercado aparece en primer plano una caja de tomates asurcados. No son RAF, pero se paga un precio por ellos similar al mejor RAF, esto es, 11,80 euros/kilogramo. Su origen es italiano, de la isla de Sicilia, pero sus calidades distan mucho de las del tomate tipo marmande que se cultiva en los meses de invierno en la comarca almeriense de Níjar o en la zona de La Cañada-El Alquián. De hecho, algunos de los  tomates de la caja de la fotografía (frutos de 4 cm de diámetro) ni siquiera serían comerciales en una subasta almeriense de tomate. Así que en este caso precios y calidades son antagónicos.
 
Si se hace un recorrido más a fondo por la fotografía también hay tomates tipo corazón de buey a un precio nada desdeñable de 9,80 euros/kilo, San Marzano y liso a 4,80 € y Carmone, de Sicilia, a 9,30 €.
 
Esta pizarra improvisada de productos (tomate y pepino), perteneciente a un mercado alemán de verano, refleja que el precio del vendedor final es invariable a factores tan determinantes como la calidad. Independientemente de que ésta baje, el precio siempre será elevado. El precio de cara al consumidor, ¿pero qué pasa con el precio que percibe el agricultor?
 
La organización agraria Coag hace pocos años logró una de sus reivindicaciones históricas. Crear, a través del Ministerio español de Agricultura, un índice que midiera tal diferencial. Ese barómetro se llama IPOD, índice de precios en origen y destino de los alimentos: http://www.coag.org/index.php?s=buscar
 
Es una información del Portagrano, el vademécum de las semillas hortícolas. Visita nuestra web y descárgate nuestra apliación móvil del Portagrano: http://www.portagrano.net/home/index.html

OTRAS NOTICIAS




Contacta con nosotros

Para cualquier duda, pregunta o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a cualquiera de nuestras vías de contacto.

Contactar