Sandías CON pepitas

Sandías CON pepitas


Aunque la tendencia del mercado desde hace años es la de producir sandías sin pepitas y las nuevas variedades van en esta línea de sandías triploides o sin semillas; sin embargo, aún hoy día se producen sandías tradicionales con pepita o diploides, principalmente destinadas al mercado nacional.  La fotografía adjunta, de hace solo unos días, es de un invernadero del Poniente almeriense con sandía con pepitas de la variedad ‘Toro’, de la casa comercial Fitó.


‘Toro’ da frutos de buen tamaño medio (5,5 kilos), casi redondos, piel de color verde oscuro y carne roja. Semillas pequeñas. Es una variedad precoz, para cultivo en suelos ligeros, franco-arenosos y bien drenados.

En el vademécum de las semillas hortícolas, el Portagrano http://www.portagrano.net/home/  se clasifican las sandías en dos grupos: diploides o con semillas; y triploides o sin pepita. Las sandías diploides engloba a todas las variedades tradicionales, ya sean lisas o rayadas, que producen semillas perfectamente formadas; y las sandías triploides se caracterizan por no producir sandías viables, ya que dejan de crecer tras iniciar el desarrollo quedándose de color blanco y tiernas, de forma que al comer el fruto no se nota su presencia. El proceso para conseguir sandías triploides se inicia con la aplicación de un producto llamado colchicina sobre una línea de sandía diploide. Esto da lugar a plantas tetraploides, que siendo cruzadas con otras diploides, producirán la línea triploide. Una peculiaridad del cultivo de estas variedades es que, como el polen de sus flores es estéril, es necesario cultivarlas junto a un polinizador, que debe ser una variedad diploide. Se hace intercalando las plantas al 50%.

Todas las variedades de sandías con y sin semillas en la enciclopedia hortícola el Portagrano: http://www.portagrano.net/home/



Contacta con nosotros

Para cualquier duda, pregunta o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a cualquiera de nuestras vías de contacto.

Contactar